Latín – Casos y enunciados

Casos y enunciados del latín. Hubert Robert, Pool surrounded by a colonnade (Villa Giulia), c.1774
Hubert Robert, Pool surrounded by a colonnade (Villa Giulia), c.1774

Casos y enunciados del latín

En latín hay ocho partes de una oración. Son variantes el sustantivo, el adjetivo, el pronombre y el verbo. Los demás (adverbios, preposición, conjunción e interjección) son invariantes. Al carecer de artículos y preposiciones específicas como las que tenemos en castellano para expresar complementos, los nombres, adjetivos y pronombres cambian su terminación para indicar la función dentro de la oración.

Los casos son pues las distintas funciones que puede expresar un nombre, adjetivo o pronombre dentro de una oración. Cada caso se expresa a través de una terminación, habiendo dos variantes según el número (singular y plural). El conjunto de casos en el que un nombre puede encontrarse se denomina declinación. En latín hay seis casos que se expresan a través de cinco declinaciones distintas. En la entrada correspondiente a las declinaciones puede encontrar información específica sobre éstas. En esta entrada lo que vamos a ver es cómo enunciar un sustantivo o adjetivo y qué función tiene cada uno de los casos.

Casos y enunciados del latín. Los Enunciados

Para enunciar un sustantivo, se dice su Nominativo y Genitivo, ambos en singular, seguidos del significado. Para no repetir, se abrevia el genitivo, expresando su declinación.

rosa, -ae, la rosa; dominus, -i, el dueño.

Para enunciar un adjetivo, se enuncia el Nominativo singular de todas sus formas (M/F/N).

bonus, -a, -um, bueno.

Los sustantivos y adjetivos aparecen enunciados en los diccionarios de latín y conocer el enunciado, por ejemplo, de un sustantivo, nos ayuda a buscar y entender su entrada en el diccionario, reconocer parte de su composición y la declinación a la que pertenece. Por ejemplo, si nos aparece populus, -i, reconocemos automáticamente por su GEN que pertenece a la segunda declinación.

Formas unívocas y equívocas. En latín llamamos formas unívocas a las formas de una palabra que no pueden ser confundidas con otra, por ejemplo el par NOM-GEN (rosa, rosarum); en cambio, llamamos equívocas a aquellas que pueden confundirse con otras (rosae-rosae puede ser GEN-DAT singular o NOM-VOC plural).

Casos y enunciados del latín. Casos. Valor fundamental.

En esta entrada nos centraremos en realizar una explicación de los casos. Hay seis: Nominativo, Vocativo, Acusativo, Genitivo, Dativo y Ablativo. El genitivo es importante tenerlo presente ya que nos marca la declinación a la que pertenece un nombre. Los casos cumplen funciones amplias y complejas, a veces acompañando a ciertos verbos o adjetivos o con funciones muy específicas que se pueden confundir con los de otros casos. Para facilitar el aprendizaje y la comprensión vamos a presentar primero los valores fundamentales de los casos, aquellos más importantes y con los que es primordial familiarizarnos en una primera toma de contacto. Más adelante se presentarán los seis casos con una visión esquemática pero minuciosa, atendiendo a todas sus funciones. Estas funciones no representan categorías aisladas dentro de un caso, sino muchas veces una función derivada de la anterior o una particularidad que aparece con algunas combinaciones de verbos.

Como veremos en la tabla de declinaciones, muchos casos coinciden. Por ejemplo los NOM y VOC son idénticos la mayor parte de veces pero se mantiene esa diferencia por la excepción que encontramos en la segunda declinación (nombres terminados en -us). Los DAT y AB también suelen coincidir muchas veces, al menos en su forma plural y las formas plurales de NOM y VOC a veces pueden coincidir con otros casos en singular. Por ejemplo, rosae puede significar rosas, hacer un llamamiento a las rosas (en general) o hacer sin embargo la función singular de GEN y DAT. En la práctica, lo fundamental es encontrar en primer lugar los sustantivos y los casos más básicos y entender el resto a través del contexto.

Nominativo (NOM). Sujeto, predicado nominal y algunas aposiciones o determinaciones calificativas o predicativas referidas a ambos. Como sujeto responde a la pregunta ¿qué? o ¿quién? (rosa bella est, la rosa es hermosa).

Vocativo (VOC). Es el nombre de la persona o cosa a la que nos dirigimos (dei, ad me venite!, ¡dioses, venid a mí!).

Acusativo (AC). Complemento directo (CD) y dirección (Lativo). Agricola peregrat silvas (el campesino recorre los bosques) ¿Qué recorre el campesino? Los bosques. Eo in Hispaniam (voy a Hispania). Complemento circunstancial, ¿hacia dónde? Hacia  Hispania.

Genitivo (GEN). Complemento del nombre. Posesión o pertenencia. (Filia nautae, La hija del marinero; anno domini, Año del señor)

Dativo (DAT). Complemento indirecto. (Do gladios milibus, doy espadas a los soldados; serva parat cenam dominae, La esclava prepara la cena a la señora)

Ablativo (AB). Complemento circunstancial. (In mare sunt multae piratae, en el mar hay muchos piratas).

Casos-VF

Ejemplos NOM, VOC, AC, GEN, DAT, AB

Stellae nautis viam Monstrant (Las estrellas muestran el camino a los marineros)

Romanorum copiae multas divitias in bellis obtinebant (Las tropas romanas obtuvieron muchas riquezas en las guerras)

Tempus delet urbium moenia magna, hominum stirpem, at nomina illustrium hominum non delebit (el tiempo destruye las grandes murallas de las urbes, la estirpe de los hombres, pero no destruirá los nombres de los hombres ilustres.

Casos. Explicación general.

Nominativo (NOM). Tiene los valores fundamentales de sujeto y predicado nominal, pero también el de aposiciones o determinaciones calificativas o predicativas referidas a ambos. Se emplea cuando nombramos algo en sí mismo (una palabra o una persona). Cuando es usada como sujeto, podemos decir que en castellano responde a la pregunta ¿quién? o ¿qué?

– Como predicado nominal se usa con el verbo sum y los verbos copulativos y predicativos. Los que expresar devenir (llegar a ser, convertirse en…), idea de permanencia o apariencia y las formas pasivas de verbos que indicar atribuir a alguien (o algo) una cualidad con el pensamiento  (iudicor), con la palabra (nominor) o la acción (fio).

Vocativo (VOC). Es el nombre de la persona o cosa a la que nos dirigimos. En español la usamos cuando llamamos a alguien por su nombre, colocando a veces una coma entre el sujeto y el verbo (Niño, ven) o empleamos oraciones exclamativas (¡Pueblo, escuchadme!).

Acusativo (AC). En este caso se fusionan el antiguo caso del Acusativo y del Lativo. Como tal, agrupa la función del complemento directo (CD) y expresa dirección (Lativo). Si aparece solo, podemos reconocerlo como un CD y responde a las preguntas de ¿a quién? o a ¿qué?. Si aparece acompañado (normalmente por preposiciones in/ad), actúa como complemento circunstancial y responde ¿adónde? o ¿hacia dónde?

  • Acusativo complemento directo. Actúa como CD de verbos transitivos porque hacen pasar la acción del sujeto al objeto, aunque también aparece en algunos transitivos. La existencia de ese objeto puede anterior e independiente de la acción (veo un pozo) o posterior y consecuencia de la propia acción (construyo un pozo). En el primer caso es AC externo, en el segundo AC interno, que puede ser a su vez de resultado (si el objeto permanece tras la acción) o de contenido (si desaparece tras el fin de la acción).
  • Acusativo interno de contenido. Suele ser un sustantivo, precisado de un adj. que determina un verbo intransitivo, matizando su contenido. (fortem pugnam pugnare, luchar una lucha valerosa (=valientemente)).
  • Acusativo de extensión. Formado por numerales y términos de medida en el espacio (expresar movimiento, distancia entre dos puntos, dimensiones) y en el tiempo (tiempo que dura una acción, tiempo desde que se ha iniciado la acción o tiempo desde que sucedió algo)
  • Acusativo de relación. Parte de la persona o cosa afectada por la acción verbal (Flava comam, de cabellos rubios; femur ictus, herido en el muslo).
  • Acusativo adverbial. Algunos adjetivos de cantidad y orden, formas pronominales (id aetatis, de esta edad) y algunas expresiones muy concretas.
  • Acusativo exclamativo. Puede aparecer acompañado con alguna partícula o solo (me miserum!, ¡desgraciado de mí!)
  • Acusativo de dirección. Lativo. Término hacia el que se dirige un movimiento (ire domum, ir a casa).
  • Doble acusativo. En oraciones puede haber dos acusativos, uno que funciona como CD y otro con la misma o diferente función. Por ejemplo, AC predicativo (ducere aliquem amicum, considerar a uno como amigo), CD de persona y cosa, con verbos tipo enseñar, ocultar, rogar… (eam artem nos tu docebis, tú nos enseñaras este arte), con AC dependiente del proverbio (traduxit exercitum fumen, llevó su ejército al otro lado del río) o AC de dirección, duración… (Romam aliquem mittere, enviar a uno a Roma).

Genitivo (GEN). Es el complemento natural del sustantivo (y de algunos adjetivos) y el complemento determinativo del nombre. Indica también posesión o pertenencia. En español lo solemos expresar con la preposición de. No debemos confundirlo con el uso del genitivo sajón, puesto que en inglés éste acompaña al poseedor.

  • Genitivo posesivo. Puede ir acompañado con sustantivos, adjetivos y verbos. Con sustantivos expresa pertenencia, parentesco, posesión jurídica, autor de una obra o relación entre jerarquías políticas. Con adjetivos, expresan ideas derivadas (similis, semejante) y algunas formas se usan en genitivo para expresar valor sustantivado (amicus, amigo). Con verbos, se usan para el predicao de sum y de fio (y algunos verbos como iudicandi.
  • Genitivo subjetivo y objetivo. Representa el sujeto y el objeto de la acción verbal en algunos sustantivos abstractos (fuga hostium).
  • Genitivo explicativo. Precisa el contenido del sustantivo (arbor olivae, el olivo).
  • Genitivo de cualidad. Cualidad poseída. El sustantivo que expresa la cualidad va acompañado de un adjetivo.
  • Genitivo partitivo. El todo del que se toma una parte (Maior duorum fratrum, el mayor de los dos hermanos).
  • Genitivo complemento de verbos y adjetivos. Acompañan verbos de abundancia, privación, recuerdo y olvido y adjetivos relacionados, que indican deseo, semejanza, participación, costumbre, aunque también hay algunos participios de presente empleados como adjetivos y adjetivos verbales en -ax. (mei oblitus est).
  • Genitivos de estimación y precio. Verbos de estima, apreciar, hacer caso de, comprar, vender, costar, alquilar…
  • Genitivo de referencia. Persona o cosa con respecto a la cual se enuncia algo. Aparece en verbos judiciales, impersonales y algunas expresiones.

Dativo (DAT). Indica el complemento indirecto de la oración y por eso a veces suele ir acompañado del CD, es decir, cerca del acusativo. Expresa la persona o cosa sobre la que recae la acción, es decir, la persona en cuyo interés se realiza el verbo. En castellano lleva las preposiciones a/para y responde a las preguntas concisas de ¿a quién? o ¿para quién?

  • Dativo complemento indirecto de verbos transitivos. Muchos verbos transitivos, además de CD, pueden llevar CI.
  • Dativo complemento único de verbos, adjetivos y adverbios. En verbos que indican favor, ayuda, mando, obediencia, perdón, acontecimiento, aproximación, adjetivos que implican este tipo de verbos y adverbios de utilidad, provecho, acercamiento.
  • Dativo de relación. Indica la persona desde cuyo punto de vista es válido lo enunciado. (nemo Deo pauper est, nadie es pobre a los ojos de Dios).
  • Dativo de interés o daño. Subraya el interés de alguien en la acción, en provecho o perjuicio.
  • Dativo ético. Aunque no es necesario, a veces aporta a un pronombre personal un matiz especial de admiración, indignación.
  • Dativo simpatético. Con un valor parecido a un genitivo. Indica que la acción recae sobre una parte del ser y que afecta por tanto al ser mismo.
  • Dativo posesivo. Expresa que algo existe para uno.
  • Dativo agente. En la voz pasiva, el sujeto agente puede ir en DAT, especialmente en la conjugación perifrástica pasiva y a veces, con los tiempos del sistema de perfecto.
  • Doble dativo y Dativo de finalidad. Expresa el fin perseguido por la acción.
  • Dativo de dirección. Indica dirección (it clamor caelo, el clamor va al cielo)
  • Dativo exclamativo. (vae victis!, ay de los vencidos!)

Ablativo (AB). En latín guarda la función del complemento circunstancial, expresando circunstancias de lugar, tiempo, instrumento, modo, causa… y en castellano puede responder a un abanico amplio de preguntas (¿dónde?, ¿cuándo?, ¿con qué?, ¿cómo?, ¿por qué?…). Es un caso que no encontramos en griego y que procede de la confusión de tres casos indoeuropeos (Ablativo-instrumental-locativo), con lo que muchas veces va acompañado de preposiciones para concretar su valor.

  • Ablativo propiamente dicho. Indica punto de partida, separación, alejamiento, tanto en el espacio como en el tiempo.
  • Ablativo de origen. Indica origen (padre, patria, condición social).
  • Ablativo de separación. Se usa en algunos verbos y adjetivos de carencia o privación, desviar, alejar, apartar, defender, preservar…
  • Ablativo de comparación. No siempre expresa comparación, a veces indica que el sustantivo posee una cualidad en grado mayor o menor.
  • Ablativo de materia. Indica de dónde proviene, materia de que está fabricado.
  • Ablativo de causa. Indica de dónde proviene un estado o acción, la causa que lo ha producido.
  • Ablativo de compañía. Expresa acompañamiento (persona, objeto o circunstancia).
  • Ablativo de cualidad. Expresa características personales.
  • Ablativo de instrumento. Indica el medio.
  • Ablativo prosecutivo. Responde a ¿por dónde? (cuando aparece per, se usa el acusativo).
  • Ablativo de duración. Responde a ¿en cuánto tiempo? o ¿durante cuánto tiempo?
  • Ablativo de precio y estimación. Con algunos verbos comerciales.
  • Ablativo de cantidad o medida. Para indicar comparaciones.
  • Ablativo de limitación o punto de vista. Expresa el punto de vista desde el que el enunciado se considera válido.
  • Ablativo de modo o manera. Valor análogo al de los adverbios de modo.
  • Ablativo locativo. Localiza algo en el espacio o en el tiempo.
  • Ablativo agente. También usado en la voz pasiva.
A %d blogueros les gusta esto: